El dúo de Coche que viene a contagiar a todos con “La Buena Vibra”

Sus rimas han demostrado que se puede influenciar positivamente a las personas a través de música bailable. “No se trata de hablar sobre armas, violencia y obscenidades, se pueden lograr cosas increíbles si inyectas un buen mensaje a las canciones, haciendo algo diferente que haga pensar a las personas cómo pueden mejorar su situación”, comentó Arsenal, integrante de La Buena Vibra

Los jóvenes venezolanos Zaid Seijas y José Deyán, conocidos artísticamente como Arsenal y Deiian, conforman La Buena Vibra, un dúo caraqueño que apareció a finales de 2016 y se llevó en 2019 el premio al mejor mensaje del Festival de Música Urbana en su segunda edición.

La combinación entre el hip-hop latino y el reggae, performance enérgico y rimas que llaman a la conciencia fue lo que los catapultó a llevarse este importante premio el pasado 14 de julio en Teatrex El Bosque.

Sus nombres artísticos mantienen una conexión especial. Por un lado, Zaid, se identifica con la palabra Arsenal gracias a una canción del músico Ali Primera: “Él decía en una de sus canciones que venía con un arsenal de cariño para sembrar en la patria. La patria es una mujer, quien regreso para amarla, contra los que se desvelan tan solo por insultarla. Eso me marcó y decidí tomarlo”. Por otro lado, Deiian decidió rendirle homenaje a su apellido usándolo como su nombre artístico, pero con un toque innovador en el cambio de una de sus letras para hacerlo fonéticamente más atractivo en sus rimas.

Estos jóvenes, provenientes de la parroquia Coche, pasaron de cantar en sus colegios a lucir su talento al frente de cientos de personas. Ambos estuvieron desde pequeños expuestos a la movida musical. El padre de Deiian hizo vida en diversas orquetas; mientras, Arsenal tuvo su primer acercamiento con los instrumentos a los 8 años de edad con un núcleo del sistema de orquestas juveniles e infantiles tocando la viola.

Su primera vez cantando juntos se materializó en un teatro del municipio Baruta. Desde ese momento tuvieron una gran receptividad y comenzaron a sonar como La Buena Vibra, tomando como norte líricas del mundo urbano.

Música para reducir la violencia

Los integrantes de La Buena Vibra desaprueban cualquier trato injusto o irrespetuoso contra las personas. Arsenal aseguró que esta situación tan común hoy en día es reflejo de la violencia que ha aumentado en los últimos años. “Esto nos afecta porque tiene distintas formas de expresión como la violencia contra la mujer o la violencia armada. Los jóvenes necesitamos convertirnos en agentes de cambio urgentemente.”

Ellos han vivido de cerca el crimen que se encuentra instalado en su comunidad, por esta razón se han comprometido a llenar su entorno con buena energía, la música les ha permitido ver la vida de forma diferente y contagiar con ideas positivas a sus vecinos.

“Yo personalmente vengo de un barrio en el que todo el día se ve violencia. A raíz de eso asumí ser buena persona y no meterme en problemas, de lo contrario lo único que tendría seguro sería la muerte. Gracias a la música pude cambiar mi punto de vista y comencé a contagiar a todos con positivismo”, dijo Deiian.

Deiian trata de ser un buen ejemplo para su hermana de 13 años, Estefania Deyán. Él constantemente la involucra en el arte y hace que esté en sus presentaciones con el objetivo de alejarla de la violencia que se vive en su comunidad.

Historia en conjunto

Sus sacrificios han dado recompensa. Lograron ser parte del Festival de Música Urbana 2019, el Festival Otro Beta (Maracay y Caracas), Rap en Los Altos (Los Teques) y Carnavales de Baruta (Caracas). También han pasado por distintos locales de la vida nocturna caraqueña tales como El Molino, Varaderos SnackBar, Sal Si Puedes, Marbella Disco, entre otros.

Desde sus inicios han innovado e invertido en su carrera aprendiendo a tocar nuevos instrumentos como el cuatro, buscado atrapar al público que se encuentra sediento de nuevos sonidos: “Arsenal tiene más habilidad con los instrumentos, es increíble que ambos aprendamos y él, en cierto modo, pueda ayudarme a mejorar”, explico Deiian.

El Festival de Música Urbana los ha expuesto a nuevas oportunidades y esto es justamente lo que ellos quieren para cualquier artista que se aventure a participar en el FMU: “Pongan el mil por cierto para que se les den las oportunidades, aprovechen que Amnistía Internacional y Fundación Nuevas Bandas les da el chance al talento emergente.  Crean en ustedes mismos, sean futuristas, inviertan en su entorno y en el talento que tienen sus conocidos¨.

Sus rimas han demostrado que se puede influenciar positivamente a las personas a través de música bailable. “No se trata de hablar sobre armas, violencia y obscenidades, se pueden lograr cosas increíbles si inyectas un buen mensaje a las canciones, haciendo algo diferente que haga pensar a las personas cómo pueden mejorar su situación”, comentó Arsenal.

No existen límites para su capacidad

Aunque el camino no ha sido fácil, nunca se han dado por vencidos y han buscado la forma de seguir adelante a pesar de la crisis humanitaria que existe en Venezuela. Ellos aseguran que su mejor recompensa es que el público se identifique con sus canciones.

Aparte de su pasión por la música, Arsenal se dedica al área de la informática y del diseño. Por su parte, Deiian se desenvuelve como padre de familia de una niña de 15 meses y estudió hasta el quinto semestre de derecho: “Decidí dejar la carrera por la situación país, fueron una serie de razones que se juntaron y me llevaron a desistir por el momento. A veces no tenía los medios para transportarme y cuando iba a clases debía ser cuidado debido a que estudiaba de noche y esto complicaba un poco más mi situación por la inseguridad. Sin embargo, voy a continuar el año próximo con mis estudios hasta lograr terminarlos.”

“Los rastafaris con otro swing”, como también se hacen llamar, son abiertos a todo tipo de géneros y se inspiran en cantantes como Rubén Blades, Héctor Lavoe, Oscar de León, Canserbero, Apache, Ali Primera e incluso Michael Jackson.

Sin duda alguna, sus canciones y palabras inspiran a los jóvenes para que vayan detrás de sus sueños: “No importa como fluya la vida, deben proyectarse para lograr sus metas. Cada obstáculo puede parecer más fuerte, pero es señal de que se está avanzando.”

La Buena Vibra se encuentra trabajando en su nuevo proyecto “Azúcar y sal” cuyo lanzamiento se hará pronto a través de todas sus plataformas digitales. Síguelos en Instagram como @labuenavibrrrra y en su canal de YouTube como La Buena Vibra.